• Reducir tamaño de letra

    Reducir tamaño de letra
  • Tamaño de letra original

    Tamaño de letra original
  • Aumentar tamaño de letra

    Aumentar tamaño de letra
  • Imprimir

    Imprimir
Biodiversidad de una pradera. Pradera natural de montaña de Auvergne. © Inra, TOILLON Sylvie

Biodiversidad vegetal y vulnerabilidad de los ecosistemas ante extremos climáticos

Biodiversidad en declive, calentamiento climático, nuestro medio ambiente se enfrenta a múltiples cambios. En el marco de un extenso estudio europeo, investigadores del INRA han contribuido a demostrar que una mayor riqueza de especies vegetales no siempre permite reducir la vulnerabilidad de los ecosistemas ante extremos meteorológicos. Estos resultados han sido publicados el 28 de noviembre de 2017 en la revista Journal of Ecology.

Actualización: 11/01/2018
Publicación: 01/12/2017

Ya sea ecosistémica, específica o genética, la biodiversidad se debilita mientras que el número y la frecuencia de eventos meteorológicos extremos, inherentes al cambio climático actual, aumenta a nivel mundial. Los estudios actuales, que se centran en las variaciones meteorológicas de escasa amplitud, muestran que una mayor biodiversidad contribuye a la estabilidad de los ecosistemas. En cambio, los estudios relativos al impacto de eventos meteorológicos extremos siguen faltando a día de hoy. Mediante un extenso análisis de la literatura científica, los investigadores del INRA y sus compañeros han examinado las interacciones entre la biodiversidad y los fenómenos meteorológicos extremos, con el fin de evaluar si la diversidad vegetal puede llegar a contrarrestar los efectos de graves sequías, olas de calor o lluvias torrenciales.

Contra todo pronóstico, una mayor riqueza de especies vegetales no actúa sistemáticamente en favor de la conservación del funcionamiento de los ecosistemas herbáceos durante eventos meteorológicos extremos (sequías o lluvias).

Los investigadores proponen varias explicaciones para estos resultados.  
      
Los mecanismos susceptibles de conducir a reforzar la resistencia de los ecosistemas, como la compensación mediante especies mejor adaptadas (que retoman el papel funcional de otras especies), parecen no ser suficientes si consideramos los eventos extremos. La aparición de efectos «neutros» o incluso «negativos» de la diversidad ante eventos extremos podría explicarse por las modificaciones de las interacciones bióticas (planta-planta, planta-suelo) en el seno del ecosistema. Por último, podrían existir divergencias entre las respuestas de comunidades in natura y las de comunidades «modelo» empleadas en numerosas experimentaciones. A diferencia de las comunidades vegetales artificiales, los ecosistemas in natura albergan un número reducido de especies vegetales, procedentes muy a menudo de comunidades que, más diversificadas originalmente, han sido sometidas a presiones de selección de origen antrópico (intensificación de las prácticas, eutrofización de los medios). El resultado es una selección de especies de crecimiento rápido, muy eficaces en condiciones óptimas, pero menos capaces de enfrentarse a condiciones climáticas desfavorables, como una sequía. La reducción de la eutrofización, por ejemplo, podría mantener una mayor diversidad de especies con diferentes índices de crecimiento y conducir a ecosistemas con una mayor capacidad para resistir a los extremos meteorológicos.              
 
Este análisis de gran relevancia explora de manera innovadora la relación entre la riqueza específica y los extremos meteorológicos, y sugiere de paso considerar la dimensión funcional de la diversidad (variedad y variabilidad de los atributos de las plantas) en lugar de, simplemente, el número de especies. Contribuyendo de manera notable a conceptualizar mejor los impactos del cambio climático en los ecosistemas, subraya que una mayor riqueza de especies vegetales no basta, por sí sola, para incrementar la resistencia de los ecosistemas ante extremos climáticos.

Contacto
Contacto científico:

Contacto de prensa:
Servicio de prensa del INRA (33 (0)1 42 75 91 86)
Departamento asociado:
Forest, Grassland and Freshwater Ecology
Centro asociado:
Auvergne-Rhône-Alpes

Referencia

De Boeck HJ, Bloor JMG, Kreyling J, et al. Patterns and drivers of biodiversity–stability relationships under climate extremes. J. Ecol. 2017;00:1–13. https://doi.org/10.1111/1365-2745.12897