• Reducir tamaño de letra

    Reducir tamaño de letra
  • Tamaño de letra original

    Tamaño de letra original
  • Aumentar tamaño de letra

    Aumentar tamaño de letra
  • Imprimir

    Imprimir
EcoFINDERS. © inra, X.Charrier

Caracterizar la biodiversidad y el funcionamiento de los suelos en Europa

El Día Mundial del Suelo, celebrado el 5 de diciembre, clausuró una serie de acontecimientos que reunieron a científicos de varios países durante una semana en Dijon. En esa ocasión, se presentaron los resultados del proyecto europeo EcoFINDERS, coordinado por el INRA. El proyecto permitió el desarrollo de métodos estandarizados para medir la biodiversidad de los suelos y se pudo obtener información única sobre el estado de salud de los suelos de Europa. Asimismo, los análisis caracterizaron la relación entre biodiversidad, funcionamiento del suelo y servicios ecosistémicos.

Actualización: 21/06/2017
Publicación: 04/12/2014

El proyecto europeo EcoFINDERS,1  coordinado por el INRA y que acaba de concluir, pretendía ampliar el conocimiento científico y operacional necesario para implementar una política europea de gestión sostenible de los suelos. Los resultados del proyecto representan una contribución capital para caracterizar la biodiversidad de los suelos europeos y su funcionamiento biológico. Por este motivo, se desarrollaron métodos estandarizados de medición, en especial para el procedimiento de muestreo de los suelos, la caracterización molecular de la biodiversidad microbiana (teniendo en cuenta la variedad de las situaciones ambientales europeas) y la identificación molecular de la microfauna del suelo.
 

Patrón de referencia de la biodiversidad microbiana de los suelos

Los científicos estudiaron la biodiversidad microbiana de los suelos europeos a partir del muestreo de 81 emplazamientos que cubren diferentes zonas climáticas (alpina, atlántica, boreal, continental y mediterránea), tipos de suelos y modos de utilización. De este modo, se pudieron definir una serie de bioindicadores de la calidad de los suelos que se validaron por su sensibilidad, fiabilidad y valor económico. Además, los resultados obtenidos permitieron establecer un patrón de referencia que ya puede servir para interpretar los análisis biológicos de los suelos. La biodiversidad de los suelos europeos depende de las propiedades fisicoquímicas de dichos suelos –particularmente del pH–, así como del modo de utilización, pues los sistemas agrícolas más favorables son los que privilegian las combinaciones de especies vegetales en el tiempo y el espacio.

 

Biodiversidad de los suelos y cambio climático

Las investigaciones llevadas a cabo en el marco de EcoFINDERS demostraron claramente la influencia de la biodiversidad en la expresión de una función esencial del ciclo del carbono: la mineralización de la materia orgánica. Esta acarrea la liberación de elementos minerales necesarios para la nutrición vegetal, pero también la emisión de dióxido de carbono (CO2), lo que contribuye al cambio climático. La expresión de dicha función cobra mayor importancia conforme la diversidad microbiana es más elevada.
 

Los estudios de EcoFINDERS han revelado grandes diferencias entre los suelos europeos en cuanto a la capacidad que tienen para eliminar el óxido nitroso (N2O), un gas de efecto invernadero importante. Las diferencias se han relacionado con la diversidad y la abundancia de un nuevo grupo de microorganismos que se alimentan de N2O y se han identificado las propiedades fisicoquímicas de los suelos que favorecen el desarrollo de dichos microorganismos.2 Además, se han determinado posibles bioindicadores moleculares de la capacidad de los suelos europeos para transformar el N2O en nitrógeno (N2) que no es nocivo.
 

Cuantificar el valor de la biodiversidad de los suelos

Se desarrolló un marco conceptual para cuantificar el valor de la biodiversidad de los suelos y de los servicios ecosistémicos correspondientes. El marco tiene en cuenta el valor de los servicios proporcionados, pero también el relacionado con el seguro ecológico que garantiza la estabilidad del suministro de los servicios, en especial la productividad agrícola, en un contexto de incertidumbre vinculado al cambio global.

 

Gracias a este proyecto de alcance inédito a escala mundial fue posible obtener información excepcional sobre el estado de la calidad biológica de los suelos en Europa y determinar cuál es la gama de variaciones de biodiversidad normales según las propiedades fisicoquímicas y los modos de utilización. Se ha desarrollado una base de datos única sobre la biodiversidad de los suelos europeos y la correspondiente gama de variaciones, y su mantenimiento quedará a cargo de la Comisión Europea (JRC Ispra).
 

La información generada por EcoFINDERS proporciona pistas que deberán ponerse a prueba en distintas situaciones agronómicas, climáticas y territoriales. El objetivo final será desarrollar herramientas de apoyo para la toma de decisiones centradas en el modelado para identificar las mejores estrategias dependiendo de las metas prioritarias, a partir de un enfoque multisectorial que incorpore los aspectos normativos nacionales y europeos.

 

1 EcoFINDERS (2011-2014), coordinado por el INRA y financiado por la Comisión Europea, estaba integrado por 23 socios de 10 países europeos y China. Reunía especialistas en el campo de la ecología de los microorganismos (arqueas, bacterias y hongos) y de la fauna (protozoarios, microartrópodos, nematodos y oligoquetos) del suelo, de la ecología vegetal, de la agronomía y de la fitopatología, del modelado, de la bioinformática, así como de la economía ambiental (http://ecofinders.dmu.dk/).

2http://www7.international.inra.fr/es/investigaciones/un_nuevo_grupo_de_microorganismos_del_suelo

Contacto
Contacto científico:

Contacto de prensa:
Servicio de prensa del INRA (+33 (0) 1 42 75 91 86)
Departamento asociado:
Environment and Agronomy
Centro asociado:
Bourgogne-Franche-Comté

Ecosistema que presta numerosos servicios esenciales para la Humanidad

Los suelos son entornos vivos en los que se desarrolla una biomasa mucho más importante que la que se encuentra en superficie. Además de ser abundantes, estos organismos presentan una inmensa variedad que interactúa dentro de redes tróficas complejas y también con el medio en el que viven. Al contribuir a la nutrición y la salud de las plantas, permiten reducir el uso de insumos sintéticos. Participan en la regulación de los ciclos del carbono y del nitrógeno, que afectan tanto a la nutrición de las plantas como a la emisión o captura de gases de efecto invernadero en el suelo. Los organismos telúricos determinan muchas otras actividades que originan funciones que se traducen en servicios ecosistémicos esenciales para la Humanidad. Pese a la importancia que tienen en la prestación y regulación de dichos servicios, los suelos y su biodiversidad sufren numerosas presiones y amenazas. Por lo tanto, es urgente preservar este patrimonio que no es renovable a una escala de tiempo humana.