• Reducir tamaño de letra

    Reducir tamaño de letra
  • Tamaño de letra original

    Tamaño de letra original
  • Aumentar tamaño de letra

    Aumentar tamaño de letra
  • Imprimir

    Imprimir
Mosaico de cultivos. © Inra, TISSIER Jean-Pierre

Mosaicos de cultivos más complejos para una mayor biodiversidad en los paisajes agrícolas

Investigadores del INRA y del CNRS,1 en colaboración con equipos de Alemania, España, el Reino Unido y Canadá, estudiaron el efecto tanto de la dimensión de las parcelas como de la diversidad de los cultivos en la biodiversidad de los paisajes agrícolas. Los resultados de los estudios, publicados en la revista PNAS, demuestran que el aumento de la complejidad del mosaico de cultivos es un recurso importante (y muy poco utilizado) que potencia la conservación y la recuperación de la biodiversidad de los paisajes agrícolas sin reducir las superficies de producción agrícola.

Actualización: 21/08/2019
Publicación: 02/08/2019

La intensificación agraria y la destrucción de áreas seminaturales (como sotos, setos vivos y franjas de hierba) es una de las principales causas de la actual pérdida de biodiversidad. Dado que la reconversión de campos cultivados en espacios seminaturales a menudo sigue siendo difícil en numerosas regiones, recientemente se sugirió aumentar la complejidad del mosaico de cultivos –al disminuir la dimensión de las parcelas y/o al incrementar la diversidad de dichos cultivos– como una alternativa para favorecer la biodiversidad de los paisajes agrícolas sin reducir las superficies de producción agrícola.

La hipótesis se sometió a prueba mediante un vasto estudio2 en que participaron 30 laboratorios de ocho países y abarcó ocho regiones de Europa y Canadá. El estudio se basó en observaciones recopiladas en 1.305 parcelas cultivadas en 435 paisajes agrícolas de 1 km² cuya dimensión media de las parcelas, diversidad de los cultivos y proporción de zonas seminaturales variaban de forma independiente. Los científicos identificaron más de 167.000 individuos de 2.795 especies que pertenecían a siete grupos taxonómicos (aves, mariposas, abejas, sírfidos, arañas, carábidos y plantas), antes de calcular un índice sintético que agrupaba la información sobre dichos grupos taxonómicos con el propósito de evaluar la biodiversidad de cada uno de los 435 paisajes estudiados.

De este modo se demostró, por primera vez a una escala geográfica de tales dimensiones, que el aumento de la complejidad del mosaico de cultivos resulta tan benéfico para la biodiversidad como el incremento del porcentaje de áreas seminaturales. Por ejemplo, una disminución del tamaño medio de las parcelas de 5 a 2,8 hectáreas genera un aumento de la biodiversidad comparable al que se observa cuando el porcentaje de áreas seminaturales aumenta de 0,5 a 11 %. El estudio demuestra también que las pequeñas parcelas tienen un efecto positivo en la biodiversidad, incluso cuando no existe vegetación seminatural entre las parcelas. Esto se explica porque los distintos tipos de cultivo albergan a menudo diferentes especies, pero también porque distintos cultivos brindan recursos complementarios y necesarios para la permanencia de determinadas especies en los paisajes agrícolas. La diversificación de los cultivos resulta particularmente benéfica en los paisajes agrícolas con un porcentaje de áreas seminaturales superior a 11 %, que representan la mitad de los paisajes agrícolas muestreados en el estudio.

Los resultados demuestran que los paisajes agrícolas con parcelas más pequeñas y cultivos más variados albergan una mayor biodiversidad. El aumento de la complejidad de los cultivos representa, por lo tanto, un recurso poco conocido y, sin embargo, importante para conservar y recuperar la biodiversidad de los paisajes agrícolas. La implementación de políticas agromedioambientales que favorezcan la reducción de las dimensiones medias de las parcelas cultivadas y, en ciertas condiciones,3 cultivos más variados, permitiría aunar la conservación de una alta biodiversidad y el mantenimiento de las superficies de producción agrícola. Dichos resultados contribuyen a alimentar los actuales debates en el marco de la reforma de la Política Agraria Común de la Unión Europea (véase recuadro a continuación).

1. Centro de Ecología Funcional y Evolutiva (CNRS/Universidad de Montpellier/Universidad Paul Valéry Montpellier/EPHE/IRD), Centro de Estudios Biológicos de Chizé (CNRS/Universidad de La Rochelle) y Laboratorio de Ecosistemas, Biodiversidad, Evolución (CNRS/Universidad Rennes 1).
2. El estudio se llevó a cabo en el marco del proyecto FarmLand financiado por el programa Biodiversa (https://www.biodiversa.org).
3. Cuando el porcentaje de áreas seminaturales es superior a 11% o cuando los cultivos complementarios están relacionados con prácticas relativamente poco intensivas.

Mosaico de cultivos complejo, con pequeñas parcelas y cultivos diversificados © Jordi Recasens
Mosaico de cultivos complejo, con pequeñas parcelas y cultivos diversificados © Jordi Recasens

Referencia:
Increasing crop heterogeneity enhances multitrophic diversity across agricultural regions, Sirami C. & al. Proceedings of the National Academy of Sciences. 29 de julio de 2019. https://doi.org/10.1073/pnas.1906419116 

Contacto
Contacto científico:

  • Clélia Sirami (+33 5 61 28 53 51) Unidad de Dinámicas y Ecología de Paisajes Agroforestales (INRA, INP-ENSAT, INP-PURPAN)
  • Nicolas Gross (+33 4 43 76 16 09) Unidad Mixta de Investigación sobre el Ecosistema de las Praderas (INRA, VetAgro Sup)
Contacto de prensa:
Servicio de prensa del INRA (+33 1 42 75 91 86)
Departamento asociado:
Science for Action and Development, Forest, Grassland and Freshwater Ecology
Centro asociado:
Occitanie-Toulouse, Auvergne-Rhône-Alpes

También en las noticias

En el marco del proyecto FarmLand (Biodiversa), el 2 de agosto de 2019 se publicó en Science un artículo internacional en que participó Clélia Sirami (INRA). Dicho artículo analiza el actual proceso de reforma de la PAC que la Unión Europea está preparando para su implementación en 2020. La futura PAC pretende ser más respetuosa con el medio ambiente. Además, cada Estado miembro deberá preparar un plan estratégico nacional que determinará las medidas que desea aplicar para alcanzar los objetivos de la PAC. Entre las medidas contempladas en estos planes estratégicos se encuentran las que buscan aumentar la diversidad de los cultivos y el porcentaje de áreas seminaturales, así como disminuir las dimensiones de las parcelas.

Referencia: A greener path for the EU Common Agricultural Policy - Meeting societal demands for sustainability and environmental performance, Pe’er & al. Science. 2 de agosto de 2019. DOI: 10.1126/science.aax3146