• Reducir tamaño de letra

    Reducir tamaño de letra
  • Tamaño de letra original

    Tamaño de letra original
  • Aumentar tamaño de letra

    Aumentar tamaño de letra
  • Imprimir

    Imprimir
El objetivo de la nutrigenética y de la nutrigenómica es ayudarnos a comprender mejor la interacción entre los nutrientes o micronutrientes y nuestro ADN. Los investigadores del INRA trabajan actualmente en el estudio de las vitaminas liposolubles, principalmente la vitamina D.. © Inra

La influencia de la genética en las necesidades nutricionales

Aproximadamente un 0,1 %: esa es la diferencia genética promedio que existe entre dos personas. Este pequeño porcentaje es responsable de las variaciones en ciertas características físicas, como cabello, tamaño y ojos, pero también de las diferencias en nuestra suceptibilidad a desarrollar ciertas enfermedades y en nuestra capacidad de absorber vitaminas y fitomicronutrientes (carotenoides y polifenoles) que participan en la prevención de enfermedades crónicas. Gracias al estudio de la variabilidad genética interindividual, un equipo de investigadores del INRA y de la universidad Aix-Marsella ha publicado un compendio de los conocimientos actuales sobre la nutrigenética el 21 de agosto de 2018 en el Annual Review of Nutrition. Esta ciencia emergente tiene por objetivo establecer recomendaciones nutricionales personalizadas de los aportes óptimos de nutrientes, micronutrientes y fitomicronutrientes, tomando en consideración las diferencias genéticas entre individuos y grupos de individuos.

Actualización: 22/08/2018
Publicación: 22/08/2018
Palabras clave: nutrigenética - vitamina

¿Por qué los requerimientos de vitaminas y la capacidad de asimilarlas difieren de una persona a otra ? Estudios previos han mostrado grandes variaciones con respecto de la capacidad para absorber vitaminas, por ejemplo, en un factor de 34 para la vitamina D. La identificación de las variaciones en las necesidades nutricionales y su comprensión permitirá a los especialistas ofrecer recomendaciones más personalizadas (campo de estudio de la nutrigenética). Aun cuando todavía se desconocen algunos de los factores responsables de la variabilidad interindividual, la genética ya se posiciona como uno de los más preponderantes.

Los investigadores del INRA y de la universidad Aix-Marsella compilaron todos los conocimientos disponibles sobre la variabilidad genética interindividual y su relación con la absorción de micronutrientes, principalmente de las vitaminas liposolubles (A, E y D), de los carotenoides (pigmentos vegetales como el betacaroteno, licopeno y luteína) y de los fitoesteroles (esteroles vegetales). El consumo de estos micronutrientes vía la dieta es esencial ya que el cuerpo humano no es capaz de producirlos y son: o indispensables para su buen funcionamiento (vitaminas) o vectores de los beneficios de las frutas y las verduras en la salud (ciertos fitomicronutrientes). Además, un aporte adecuado de vitaminas y de ciertos fitomicronutrientes es fundamental en la prevención de múltiples enfermedades como el cáncer o enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas u oculares.

Estudios recientes demostraron que aparentemente la variabilidad interindividual en la biodisponibilidad de ciertos micronutrientes es modulada por polimorfismos de un solo nucleótido (SNP  por sus siglas en inglés). Los SNP identificados se encuentran principalmente en genes que participan en la absorción intestinal y el transporte sanguíneo de estos compuestos. Si bien el efecto de un solo SNP es poco significativo, la combinación de múltiples SNP parece ser en gran parte responsable de la variabilidad interindividual. Por ejemplo, los científicos concluyeron que la variabilidad interindividual en la biodisponibilidad de la vitamina E es modulada, en parte, por una combinación de 28 SNP en 11 genes.

Además, los investigadores sugieren que otros tipos de variaciones genéticas podrían estar involucrados en la biodisponibilidad de micronutrientes, por ejemplo, el número de copias de algunos de genes que participan en la absorción y el metabolismo de micronutrientes. Otros factores, además de los genéticos, pueden estar implicados. Es el caso de la microbiota, cuya participación en la regulación de la absorción de ciertos micronutrientes ya ha sido demostrada.

Los científicos continúan su trabajo con el fin de identificar variaciones genéticas relacionadas con la absorción de otros nutrientes o fitomicronutrientes. De hecho, actualmente se realizan dos estudios, uno sobre el colesterol y el otro sobre dos fitomicronutrientes (fitoeno y fitoflueno) que se encuentran en el tomate. El objetivo principal del equipo de investigadores es definir un sistema de puntaje para predecir la absorción de nutrientes, micronutrientes y fitomicronutrientes en función del genotipo. En el futuro, estos resultados permitirán la optimización de las recomendaciones de consumo de compuestos involucrados en la prevención de ciertas enfermedades, en función de las características genéticas de cada individuo.

[1] Los aportes nutricionales recomendados buscan cubrir el 97,5 % de las necesidades de un grupo espécifico de la población (p. ej. mujeres adultas), pero no son recomendaciones individuales.

[2] Variación de un solo par de base entre individuos.

Contacto
Contacto científico:

  • Patrick Borel (33 4 91 32 42 77) Centre cardio-vasculaire et nutrition de Marseille (C2VN - INRA, INSERM, Universidad de Aix-Marsella)
Contacto de prensa:
Servicio de prensa del INRA (33 1 42 75 91 86)
Departamento asociado:
Nutrition, Chemical Food Safety and Consumer Behaviour
Centro asociado:
Provence-Alpes-Côte d'Azur

Referencia

Bioavailability of Fat-Soluble Vitamins and Phytochemicals in Humans: Effects of Genetic Variation

Patrick Borel and Charles Desmarchelier
Annual Review of Nutrition Vol. 38:69-96
https://doi.org/10.1146/annurev-nutr-082117-051628